Nosotros

Grupdetast

Quienes somos


Somos un grupo de amigos, provenientes de mundos distintos y algo dispares que han sabido confluir en una misma pasión, la cultura del vino. Cada uno de nosotros aporta su saber y su experiencia, unos desde el lado profesional y otros desde el del aficionado. Unos podemos conocer lo local y otros, vinos del mundo entero. Disfrutamos juntos del saber de cada uno, nos complementamos, para poder llegar al conocimiento extenso de este maravilloso mundo en torno al vino y la gastronomía, puesto que no entendemos lo uno sin lo otro. Queremos transmitir nuestras experiencias, hacéroslas llegar, que las sintáis, que las viváis en primera persona, sembrar la semilla del placer y del conocimiento en vuestro interior. Es tan variado, tan cambiante el universo del vino, que abrazarlo es como un viaje por todo el mundo.



Vicent Asensi: Vicent aporta al grupo el conocimiento casi milimétrico de los vinos internacionales. Es un gran aficionado al que conocí cuando cursamos el Máster de Sumilleres Especialistas en Vinos Valencianos. Sus conocimientos informáticos le permiten navegar por las profundidades de Internet y traernos vinos exóticos, casi imposibles de obtener. Su experiencia a lo largo de los años, la profundidad de sus catas, su fastuosa bodega y su bondad, hacen que estar con él sea una gozada. Él se ha encargado de crear nuestra página web y de hacernos visibles en las redes sociales. Además es músico, con la sensibilidad y rigor que eso conlleva.



Sergio Jiménez: Es el pequeño del grupo. A él le toca nivelar a los carrozas, sembrando frescura. Profesional en activo en la restauración. Compañero también del Máster de Sumilleres Especialistas en Vinos Valencianos está en continua formación porque para él no hay un nunca. Sabe y tiene grandes dotes para la cata. Lo bueno es que no se conforma, es curioso, le gustan los retos y sabe calibrarlos, medirlos. Es mi mejor alumno y mi gran maestro. Carente de vicios o de los tics que algunos vamos adquiriendo, él nos descubre el otro lado que a veces los vinos tienen. Abarca, como un gran sumiller que es, el lado de la humildad al servicio de los demás, "casi ná".



Pere Mercado: Lo que Pere nos da y creo que sin él saberlo, es la serenidad, la seguridad de contar con alguien con tan fabulosa trayectoria. Él sabe más por diablo que por sabio. Aúna el saber teórico al del conocimiento cimentado en la práctica, eso es fundamental, porque el uno no es nada sin lo otro. Sumiller internacional reconocido con varios premios en su haber y profesor embarcado en múltiples proyectos. Aporta al grupo la tranquilidad del maestro, la profundidad de sus lecciones y los sabios comentarios de sus catas.



Diego Navarrete: Compañero de Verema, apasionado, vive y siente el mundo del vino por encima de su propia profesión. Pocas personas conozco que tengan tanta curiosidad por el vino y su entorno, siempre ávido de saber, de libros, de datos, ha conseguido arrastrar, apasionar a un gran grupo de cata en Mas Camarena que él organiza con mucho éxito. Diego aporta al grupo la organización, el rigor, el conocimiento, el gran catador que lleva dentro y que cada día consolida, con sencillez y humildad. Es un gran pilar donde sujetar los demás, confiando en él, los contenidos de nuestros cursos de cata.



Paco Santamaría: Es el irreverente del grupo, el que rompe los esquemas, el que no sabe de florituras y deja que otros las cometamos. Sabe con un golpe de gracia definir y en dos palabras sentenciar un vino, dejarlo desprovisto de chorradas e ir al pan, pan y al vino, vino. Gran cocinero curtido en muchas guerras, su curriculum profesional nos dejaría a todos callados, porque en su particular comportamiento, encierra una persona sensible e inteligente que sabe calibrar como nadie cada contenido, darle forma y resolver cualquier duda. Nos da frescura y hace que no seamos unos moñas, sin perder coherencia y pasión. Gran trabajador, con un humor que es mi envidia, aporta al grupo además de la logística, su restaurante El Vermut, que es nuestra sede.


Paco Higón, es doctor en Economía y profesor de la Universitat de València. Cofundador, en el año 2000, de la web Verema.com. Catador en diferentes concursos nacionales e internacionales tiene, además, centenares de posts sobre vinos en diferentes medios on-line. Desde el año 2016 es profesor del nuevo grado en Ciencias Gastronómicas de la Universitat de València, en el que también ha participado, elaborando los planes de estudio de la titulación. Lo bueno de Paco es que tras este fabuloso y recortado currículo, hay una gran persona. Me acogió como a un huérfano cuando vine de Euskadi, abriéndome la puerta de Verema y del vino valenciano. Admiraba sus notas de cata y ahora además, lo admiro por su sentido del humor y gran humanidad, con él se aprende a cada momento embadurnado de placer.

 

Vicent Escamilla, es periodista, en la actualidad es el redactor jefe de la Semana Vitivinícola. Participa en numerosos concursos, tantos que no entrarían todos en estas breves líneas. Vicent es metódico, analiza y cuantifica pero tiene una gran virtud, y es su gran corazón, siente y ama, convirtiendo sus notas de cata, en sensitivas y desprovistas de la frialdad teórica de quien analiza un vino. Me sedujo desde que lo conocí, comparte sus conocimientos con pasión y dedicación, escribe como solo unos pocos saben hacerlo. Es todo un placer contar con él y sin querer ser egoísta, ya no será solo mi pluma la que escriba...

 

Alberto Pedrón, es el viticultor, es decir el autor de los magníficos vinos de la bodega Sentencia. Alberto no se cayó dentro de una marmita de vino, se quedo prendado del viñedo en un amanecer junto a su padre cuando apenas tenía diez años. Desde ese día él ya sabía que su vida iba a estar ligada a la del vino.  Ama y mima su viñedo, principalmente de Bobal, con cepas de más de 80 años, junto a una Garnacha también centenaria y muchas otras variedades autóctonas, estas ya en menor medida. Son cuatro viñedos diseminados e integrados en el bosque y entre cultivos, como el olivar y el almendro. Alberto habla con el silencio y deja que sus vinos expresen parte de su propia vida, pues en cada uno de ellos deja una parte de ella. Catador fino, humilde, observador, sagaz, listo y entrenado.

 

Adolfo del Rincón, es arquitecto y tiene a su vez una tienda de vinos, producto de su interés y pasión por el mismo. Analiza y calibra, mide y cataloga, sabiendo captar el alma del vino sin caer en lo frio y calculador. En continua formación en ocasiones, se queja de no estar a la altura del grupo, pero desde aquí lo reivindico como un buen catador, por su sensibilidad y por su rigor. Estudio en Stuttgart, habla alemán y lo que es mejor, se empapo en Riesling, trasladándonos conocimientos y los maravillosos vinos. Todos aprendemos y todos enseñamos, su empeño, su esfuerzo me motiva y ha conseguido trabar una buena amistad, con unos buenos cimientos.

 

Axel Pitarch, es sumiller del fantástico restaurant -Plaerdemavida- que regenta junto con su compañera María Llusar. Axel es compañero del máster de la D.O. Valencia, en ese mismo año quedó en segundo puesto del concurso Nariz de Oro. La suya, he de decir que no es de plata, como poco platino. Tiene una gran memoria y todos sabemos lo fundamental que es para la cata. Tan sensible como sagaz, aventurero, busca en cada rincón un gran vino. Forma parte del claustro de profesores del CdT Valencia en el curso de sumilleres, del que tengo el placer de compartir puesto con él. Axel es muy buena persona, nada engreída, su valía y sus conocimientos son tan grandes que no le caben en el cuerpo, una suerte cruzarme es su camino.


Arrutzi Nájera: Y por último yo, que recojo y convierto en palabras las notas de cata del grupo, tratando de resolver el universo que encierra y alberga un vino, traduciéndolo al lenguaje común con rigor y profesionalidad, y sin que  pierda el pulso y la pasión del goce, el disfrute de sentir un vino en nuestra boca y volcarlo al papel. Apasionado por la cultura del vino, con una trayectoria profesional vinculada a los vinos ecológicos, aporto o pretendo aportar la alegría ante este vasto mundo gastronómico, con paciencia y sabiduría. Es una suerte para mí poder complementar con mis compañeros este Grup de Tast.