Grands Crus de Bordeaux

Grands Crus de Bordeaux. 15/12/2014

 

 

Champagne Boizel

 

Pinot Noir 55%, Chardonnay 30%, 15% Pinot Meunier.

Cerca de 30 de los mejores Crus Champagne (aldeas) se seleccionan exclusivamente. Primera prensa (vino base).

Los vinos tranquilos (vins Clairs) del año se mezclan con un 30% de vinos de reserva durante las dos últimas cosechas.

 

Comienza con un rico aroma fresco, a manzana verde, levadura madre, panadería. Es de un aroma envolvente y sutil, sientes, palpas las lías. Al fondo aguarda el aroma de la fina crianza, del vino base. Es floral, cítrico, con un buen toque fino del alcohol. Hay notas de miel y de fruta, aromas tostados, toffee, notas ahumadas, sorprende su frescura y su potencia.

En la boca, en inicio sientes la fruta, muy viva y jugosa, con una burbuja fina y cremosa, grato aspecto cítrico, de pomelo, rico punto seco, elegante, grande, recuerda a las cascaras secas de lima, floral, membrillo fresco, con una rica y sabrosa acidez, el carbónico vibrante a la par de meloso, conforme lo vas bebiendo gana y se impone la melosidad

Château Cap l'Osteau 2011

 

 

Merlot 42%, Cabernet Franc 13%, Cabernet Sauvignon 40% y Petit Verdot 5%.

Doce meses en barricas de roble francés.12%

Ubicada a igual distancia de los famosos Crus de Margaux y Saint-Julien, la comuna vitícola de Lamarque ocupa una posición central en el terruño del Médoc. El viñedo de 45 hectáreas ocupa una posición muy interesante sobre dos colinas con espesas capas de gravas.

 

Muy aromático, directo, embriagador, con un fino tostado y un grato aspecto vegetal. Hay una fruta negra madura de aspecto goloso, envuelta en una finísima crianza, especiada, tupida en pimientas y clavo. Al movimiento surge la fruta roja, las grosellas envueltas de frescura.

En boca en inicio se destaca la Merlot, con los frutos negros, hay un fondo terroso y fresco, el tanino resalta un poco sobre el conjunto, la madera esta a falta de redondear y a diferencia de la nariz (que eleva y levanta una gran expectativa) el vino defrauda, es un vino con un volumen que va y viene, no llena. Al tiempo gana algo en franqueza al igual que en definición.

 

Château Peyredoulle Premières Côtes de Blaye 2011

 

 

Merlot 75%, Malbec 10%, Cabernet Franc 5%, Petit Verdot 5% yCabernet Sauvignon 5%.

Nueve meses en barricas de roble francés. 13%

El viñedo del Château Peyredoulle,, (siglo XVI) que se beneficia de una exposición privilegiada, se extiende sobre 20 hectáreas a lo largo de uno de los mejores terruños arcilloso-calcáreo del Blayais, de ahí su nombre "Pierre Dure" (Piedra Dura).

 

Es de un aroma concentrado, con un tostado marcado, pero que sabe abrirse hacia la fruta negra madura y confitada, los finos cueros, una fruta roja más intensa, rasgos de mineralidad, grafito, especias, pimienta negra, roja, algo de café. Hay un rico y fresco aspecto balsámico, surgen las frutas del bosque. Es un vino que habla de todo lo que lleva dentro, que no es poco. Hay que darle tiempo.

En la boca el vino es fresco, con un tanino vivo y potente, una acidez jugosa, ensalivas y arrastras el poderío, aunque su impronta sigue y continua. Gusta, es rico, la fruta se expresa con carnosidad y con frescura, ahora mismo es un bombón, temperamental y bravo, cuando este domado del todo, será para degustarlo plácidamente.

 

 

Château Le Peuy Saincrit Bordeaux Supérieur 2012

 

 

Variedades: Merlot 80% y Cabernet Sauvignon 20%.

Doce meses en barricas de roble francés.13.5%

Château Le Peuy Saincrit, propiedad de 12 hectáreas, a las puertas del pueblo de André de Cubzac. Las viñas se extiende sobre un suelo pedregoso recubierto de una fina capa arcilloso-calcárea, garantía de gran calidad para los vinos. Plantadas únicamente de variedades nobles de cepas viejas.

 

Pide su tiempo, aunque desde el inicio surge un rico aroma fresco de violetas y arándanos , que ya indica, qué algo bueno está por llegar.

Es un vino profundo, alberga y señala con intensidad, una concentración que gusta y atrapa.

Va surgiendo un finísimo rasgo tostado, una fruta negra madura, sazonada, de lujo, con finura, va hacia la fruta melosa, en una dulce mermelada. Al tiempo nos descubre un fondo terroso, no llega a umbrío, moka y trufa, madera balsámica, cedro, eucalipto, pimienta rosa, incienso...

En la boca sorprende, es pura amabilidad, grato, llena y marca, va cercando y definiendo, con un tanino maduro, muy sabroso, tan de fruta, como un caramelo concentrado negro y repleto de frutas del bosque y que cuando lo muerdes sale una grosella, con una acidez viva y ensalivante. La madera lo abraza todo sin aplastar, potencia, le da un punto de elegancia, de saber estar. Su recuerdo queda por largo tiempo, lo que empezó de forma algo tímida, termina con una contundencia, muy sabia.

 

 

Château Marcadis Lalande de Pomerol 2012

 

 

Variedades: Merlot 75%, Malbec 10%, Cabernet Franc 5%, Cabernet Sauvignon 5% y Petit Verdot 5%.

Doce meses en barricas de roble francés.13.5%

La propiedad Château Marcadis se extiende sobre más de 20 hectáreas en un llano de Lalande Pomerol, entre Libourne y Saint-Emilion. El viñedo está constituido por viñas de más de 60 años de edad. El terruño del Château es de inmejorable calidad ubicado sobre suelos de arenas y gravas. Uvas cosechadas a mano.

 

Todo un lujo, de expresión y profundidad, todo bien definido y en su sitio. Peso de la fruta y rico aspecto de la crianza. Es un vino majestuoso, marca su impronta, te lleva a su terreno, es franco.

Hay un aroma a flores azules, fino café, tabaco, tanto el de Virginia como el turco, grosellas negras, grato dulzor, sazón, expresivas frutas del bosque, yogur, un fondo de delicado punto licoroso, un tostado agradable que flota de forma tan señalada y tan elegante, que cautiva.

Al tiempo, aunque la verdad es que no para, surge un aroma a miel de brezo, café verde, menta...

Boca amable, ¡que gusto da beberlo! porque con la intensidad de la nariz, aún en el recuerdo, en la boca es pura seda, frutal, para beber sin parar, con concentración, parece un jarabe de arándanos, de grosella negra. Llena la boca, es pura golosina, va evolucionando hacia la crianza especiada.

Quiere que nos veamos luego, cuando pase algo el tiempo, para sorprendernos... no cabe la menor duda.

 

Vieux Château des Combes Saint Emilion 2011

 

 

Variedades: Merlot 67%, Cabernet Franc 21% y Cabernet Sauvignon 12%.

Doce meses en barricas de roble francés.14%

Vieux Château des Combes está ubicado sobre la comuna de Saint-Christophe des Bardes, a solamente 5 km del pueblo histórico de Saint-Emilion. Los viñedos se encuentran situados en pequeñas colinas y valles (combes) alrededor de los edificios. Las uvas están cosechadas a mano de viejas viñas centenarias.

 

Es de un aroma profundo, que pide tiempo, hay profundidad, te puedes perder en su interior.

Surge un grato y finísimo aroma tostado tramado por una poderosa fruta negra bien madura, junto a notas de café y de incienso. Aspecto fresco de la fruta roja, tienes que ir a su encuentro.

En boca es más directo y expresivo, incluso más grato, nada esquivo. Hay frescura, se siente la fruta madura, una acidez jugosa, un tanino arenoso, todo hace augurar que estamos ante un gran vino, pero al que hay que saber esperar. Se despide con un recuerdo algo goloso de arándanos y grosellas, puedes paladear, hay finas especias, trazas de mineralidad, pero que lejos de crecer se encierran.

Su tiempo está por llegar.

 

 

Château Haut Bommes Sauternes 2009

 

 

Variedades: Sémillon 95%, Sauvignon blanc 5%.

Veintidós meses en barricas de roble francés.14%

Château Haut-Bommes se encuentra en el punto más alto del pueblo de Bommes, en la región de Sauternes. La superficie de viñedo total de 17 hectáreas. El suelo está compuesto de suelo-arena grava en un subsuelo de arcilla. Las viñas se encuentran a unos cientos de metros del Clos Haut-Peyraguey, Situado en frente de Château d'Yquem. Château Haut-Bommes, es un "hermano pequeño" digno de su anciano Château des Combes, está ubicado sobre la comuna de Saint-Christophe des Bardes, a solamente 5 km del pueblo histórico de Saint-Emilion. Los viñedos se encuentran situados en pequeñas colinas y valles (combes) alrededor de los edificios. Las uvas están cosechadas a mano de viejas viñas centenarias.

 

 

Una vez pasada la fase de los pegamentos y de las cerillas surge la podredumbre y un rico y neto aroma cítrico, de pulpa y cáscaras, desde la lima al pomelo y la mandarina. Punto floral delicado, manzanilla, mosto, hierba buena, vainilla, todo con profundidad, una fina compota de frutas de hueso y una mermelada de naranja jugosa. Madera penetrante y sensible, es un fino halo ahumado, como un incienso.

Boca grata y amplia, melosa, dulce, punto cítrico justo, va ganado en untuosidad, llena la boca, la desborda en jugosidad e intensidad. Es fino y elegante, mascas las frutas y las flores, es largo y profundo, sabe llegar al límite con el dulzor sin empalagar, fondo balsámico de un buen y agradable alcohol, que hace de caja de resonancia, elevando más, si cabe, a este maravilloso vino. Para callar y disfrutar.

 

 

 

Copyright © All Rights Reserved